Ver Video

DiagnÓsticos

Estas son algunas de las patologías que tratamos:

Apendicitis

¿Qué es el apéndice?

Es un órgano de función no conocida y aspecto de ¨ gusano¨ que se encuentra en la unión entre el intestino delgado y grueso, en la zona inferior derecha del abdomen, cerca de la ingle (fosa ilíaca derecha). No tiene una función determinada.

 

¿Porque se produce una apendicitis?

Aunque las causas que la originan no están claras, muchas teorías sostienen una de estas tres opciones: 1) el apéndice se obstruye debido a una masa de materia fecal dura y seca (denominada fecalito); 2) una inflamación de los ganglios linfáticos de los intestinos; 3) la presencia de parásitos. Cuando el apéndice se obstruye, las bacterias de las heces se reproducen excesivamente en su interior produciendo la inflamación conocida como apendicitis.
Generalmente afecta a niños de edades comprendidas entre los 11 y los 18 años, es muy poco frecuente en lactantes y niños pequeños. Es una de las causas más frecuentes de cirugía abdominal de urgencia en la población infantil y no es contagiosa, pero requiere atención médica inmediata.

 

¿Cuáles son los síntomas?

El primer síntoma de la apendicitis suele ser el dolor abdominal, es posible que al principio sea intermitente, luego se vuelve constante o agudo y posteriormente suele empeorar y desplazarse hacia la parte inferior derecha de la panza (fosa ilíaca derecha). Otros síntomas pueden ser: abdomen hinchado o distendido (sobre todo en lactantes y niños pequeños) fiebre, vómitos, diarrea, decaimiento y pérdida del apetito.
Todos los pacientes son diferentes y pueden haber variaciones en las formas de presentación, mucho más en los niños menores de 5 años.
Importante: cuanto antes se detecte una apendicitis, más fácil será su tratamiento y habrá menos complicaciones.

Si el apéndice infectado no se extirpa, puede acabar por romperse y diseminar las bacterias por el interior del abdomen, la infección ocasionada por esta complicación del apéndice es muy grave, puede formar un absceso (una acúmulo de pus) o extenderse por todo el abdomen (peritonitis).

 

¿Cómo se hace el diagnóstico?

El diagnóstico es clínico, el pediatra explorará el abdomen del niño para detectar signos de dolor y solicitará los análisis correspondientes (estudios de sangre, radiografía y/o ecografía de abdomen).
Existen cuatro estadios de apendicitis de menor a mayor gravedad: 1) congestiva, 2) flegmonosa, 3) gangrenosa y 4) peritonitis, por lo tanto el tiempo de internación dependerá del estadio y las posibles complicaciones están ligadas directamente a la demora en el diagnóstico.

 

Tratamiento

La resolución es siempre quirúrgica, pero lo más importante es que el cirujano esté especializado en pediatría. Hay tres técnicas posibles: convencional, laparoscópica y transumbilical (Figura 1). Nuestro grupo en pionero es las dos últimas técnicas, porque al disminuir al máximo las incisiones los niños se favorecen en varios aspectos: menor dolor postoperatorio, rápida recuperación e inserción social y mayor resultado estético.

 

 Figura 1

Atresia esofágica

¿Qué es el esófago y la tráquea?

El esófago es un tubo que se extiende desde la parte posterior de la garganta hasta el estómago y la tráquea otro tubo que se extiende desde la parte anterior de la garganta hasta los pulmones, normalmente estos dos tubos no están conectados. (Figura 1)


Figura 1

 

¿Qué es la atresia de esófago (AE)?

Es una malformación congénita dónde el esófago no se forma correctamente mientras el feto crece en el útero de la mamá, originándose dos segmentos: uno que se conecta a la garganta y otro que se conecta al estómago, sin embargo, los dos segmentos no se conectan entre sí. Puesto que el esófago está dividido en dos partes, el líquido que traga el bebé no puede atravesar normalmente el esófago y llegar al estómago, cuando esto ocurre, el líquido ingresa a los pulmones del bebé, ocasionando neumonía y otros problemas (Figura 2).


Figura 2


Hay cinco tipo diferentes de estas malformaciones congénitas (Figura 3), la forma más común de presentación es la atresia de esófago (Tipo III) (Figura 4) que está acompañada de una unión anómala con la tráquea dando origen a una fístula traqueoesofágica (FTE) que consiste en una conexión entre el esófago y la tráquea, pudiendo conectarse en uno o más lugares según el tipo de malformación congénita.


Figura 3

 


Figura 4

 

¿Cuáles son las causas de la FTE y la AE?

A medida que el feto crece en el útero de la madre antes del nacimiento, los diversos órganos se desarrollan y maduran. La tráquea y el esófago comienzan a desarrollarse como un tubo único. Aproximadamente entre las cuatro a ocho semanas de embarazo, se forma una pared entre el esófago y la tráquea del feto para separarlos en dos tubos diferentes, si la pared no se forma correctamente tendremos alguna de las malformaciones ya mencionadas. Aproximadamente uno cada 4000 bebés nace con uno de estos problemas o ambos.

 

¿Qué bebés desarrollan FTE o AE?

Estos dos problemas no se consideran hereditarios. Sin embargo, hay algunos reportes que presentan casos aislados de hermanos que presentan el mismo problema al nacimiento. 
Generalmente se detectan cuando el bebé tiene otro tipo de defecto congénito, tales como:

• Trisomía 13, 18 ó 21.
• Otros problemas del tracto digestivo como: hernia diafragmática, atresia duodenal o ano imperforado.
• Cardiopatías congénitas.
• Problemas de riñones y tracto urinario.
• Problemas musculares o del esqueleto.
• Otros síndromes.

El 50% de de los bebés con AE o FTE tienen otro defecto congénito.

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico y cuáles son los síntomas?

La posibilidad de diagnosticar esta patología prenatal se limita a menos del 10% de los casos, el diagnóstico no va más allá de la sospecha dado que la confirmación prenatal de AE es excepcional. Ante la sospecha, debe solicitarse un estudio genético para descartar cromosomopatías y una ecocardiografía fetal para visualizar malformaciones cardiovasculares asociadas.
El diagnóstico se realiza es una vez que el bebé ya nació, siendo muy sencillo porque sólo se necesita progresar una sonda (tubo pequeño) por la boca del recién nacido hasta el estómago. Si bien esto sucede la mayoría de las veces, lamentablemente aún persisten casos de pacientes que sufren retraso diagnóstico con las consiguientes complicaciones.
Luego de la sospecha hay que hacer un estudio similar a una radiografía para confirmar el diagnóstico.

Los síntomas pueden ser:

Atresia de Esófago con Fístula Traqueo Esofágica Distal
• Exceso de saliva la cuál semeja a espuma en la boca.
• Dificultad para respirar.
• Abdomen distendido.

Fístula Traqueo Esofágica Aislada
• Tos o atragantamiento al alimentarse.
• Vómitos.
• Color azul de la piel, especialmente cuando el bebé se está alimentando.

 

Tratamiento de la FTE o la AE

Si su bebé tiene fístula TE o atresia esofágica, deberá someterse a una intervención quirúrgica para reparar el problema en los primeros días de vida. Una vez confirmada la malformación congénita, el neonatólogo tratante deberá informar al cirujano pediátrico especializado para coordinar la cirugía. Ellos finalmente decidirán cuándo es el mejor momento para realizar la intervención quirúrgica, basándose las condiciones del bebé y el tipo de problema.

El tipo de intervención depende de lo siguiente:

• Tipo de anomalía.
• El estado general de salud del bebé y sus antecedentes médicos.

Lo primero que se repara es la FTE (conexión entre el esófago y la tráquea) y luego se intentará unir los dos segmentos esofágicos que dependerá de la proximidad de las dos secciones del esófago entre sí. A veces, la atresia esofágica requiere más de una intervención quirúrgica.
Comentario: el tipo de malformación tipo V es la de más difícil diagnóstico, porque el niño puede comer normalmente y suele tener problemas respiratorios.

Previo a la intervención quirúrgica se debe realizar una endoscopía de la tráquea, que es un estudio con una cámara para visualizar la ubicación de la fístula en este tubo y determinar que tipo de malformación presenta el recién nacido.
Nuestro equipo de cirujanos están especializados en la reparación toracoscópica de este tipo de enfermedades, que significa operar a través de pequeñas incisiones con instrumentos adecuados para recién nacidos. Esta técnica tiene muchos beneficios para el pequeño: menos dolor, más rápida recuperación y mejor resultado estético.


Figura 5


En la actualidad la sobrevida es del 90% en cirujanos especializados. Algunos factores que pueden determinar el pronósticos son:

1. Los segmentos del esófago muy distantes entre sí.
2. Bebés muy prematuros.
3. Malformaciones graves asociadas, especialmente las cardiopatías congénitas.
4. Establecimientos con baja complejidad para el tratamiento y seguimiento de estos niños.

Atresia intestinal

¿Cuáles son las regiones normales del intestino?

Todo lo que ingresa por la boca y es tolerado, realiza el siguiente camino:

Esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso, ano (Figura 1)

El intestino delgado a su vez presenta 3 regiones: la primera parte es el duodeno que conecta directamente con el estómago, la segunda parte y la más larga, es el yeyuno y la última parte, la que comunica con el intestino grueso o colon, es el ileon. Su función es culminar la digestión.
El intestino grueso, consta de 3 regiones: el ciego, el colon y el recto. Su función es acumular y expulsar los materiales de desecho.

Descripción: Macintosh HD:Users:carolinamillan:Desktop:Intestino con nombres .png
Figura 1

 

 

La palabra atresia, ¿Qué significa?

La palabra atresia es un término utilizado para describir un bloqueo total, u obstrucción congénito en cualquier víscera hueca del organismo por Ej: intestino.

¿Qué es una atresia de intestino?

La atresia intestinal fetal es una malformación congénita, en la cual una parte de los intestinos del feto están dañados o no se formaron apropiadamente lo que determina como resultado una obstrucción o bloqueo que impide el paso normal de los líquidos o de los alimentos. Las atresias gastrointestinales fetales pueden ocurrir en cualquier parte del conducto digestivo, desde el esófago hasta el ano.
Es una de las malformaciones más frecuentes del intestino delgado y es la causa principal de la obstrucción intestinal en el recién nacido. Las atresias del colon (intestino grueso) son muy raras.
Hay cinco tipos de atresias de menor a mayor compromiso del intestino

Descripción: Macintosh HD:Users:carolinamillan:Desktop:Tipos de atresias.jpg
Figura 2

I)Las dos porciones afectadas se encuentran juntas; II) Las porciones intestinales con atresia se encuentran unidas por un cordón fibroso: IIIa) Entre las porciones afectadas no existe ninguna conexión; IIIb) Atresia compleja, llamada ¨apple peel ¨ o cáscara de manzana; IV) Múltiples atresias.

 

La Estenosis Intestinal, es un estrechamiento del intestino,  causado por un engrosamiento anormal de la mucosa. La obstrucción no es total, pero sólo pasan pequeñas cantidades de líquido. Comparando las atresias y estenosis del tubo digestivo, las primeras constituyen el 95 % del total

Descripción: Macintosh HD:Users:carolinamillan:Desktop:Estenosis.JPG
Figura 3
 

 

¿Cuáles son las causas?

Existen tres teorías que podrían explicar el origen multifactorial de las atresias:

Falta de recanalización de la luz intestinal: al momento de formarse el intestino  como un ¨tubo hueco¨ ocurre algún problema en alguno de los pasos, el proceso no culmina normalmente lo que  produce las atresias y las estenosis.
Accidentes vasculares fetales: durante las etapas del crecimiento intestinal en alguna de las porciones no llega la sangre necesaria para continuar su desarrollo lo que da origen a las atresias.
Genéticas: existen algunas asociaciones genéticas con atresias como es el caso de las atresias de duodeno y Síndrome de Down, al igual que se estudiaron casos de hermanos con la misma enfermedad intestinal.

 

¿Cuándo se realiza el diagnóstico de atresia intestinal?

El diagnóstico dependerá de los síntomas sumado el sitio del intestino afectado, por lo tanto hay dos momentos posibles de hacerlo: en forma prenatal, es decir antes del nacimiento, y posnatal o luego del parto.

Sucede con mayor frecuencia en el duodeno seguido del íleon, yeyuno y colon, sin embargo, puede presentarse en cualquier parte del tracto intestinal.

Los síntomas pueden ser:

  • Vómitos primero del alimento y luego de color verde (biliosos)
  • Panza aumentada de tamaño (distensión abdominal)
  • Dolor
  • Inquietud
  • Evacuaciones en mínima cantidad o nulas
  • Rechazo al alimento

Dependiendo que parte del intestino se encuentre la atresia, ésta puede ser:

  • ) Atresia duodenal.
  • ) Atresia de yeyuno-ileon (con frecuencia se denominan yeyunoileales)
  • ) Atresia de colon.

 

1) Atresia duodenal

Este tipo de atresias pueden ser diagnosticadas con una ecografía durante el embarazo (prenatal) porque generalmente hay polihidramnios (aumento del líquido que rodea al bebé). Esto sucede porque el feto comienza, a partir de la semana 12, a deglutir y digerir líquido amniótico. En el caso de atresias digestivas, este ciclo se rompe y provoca una acumulación de líquido amniótico apareciendo además aumento en el  movimiento (peristaltismo) intestinal. Generalmente se encuentra también retardo en el crecimiento del bebé.
La ecografía muestra que el estómago y un segmento del intestino está aumentado (Figura 4 A). Estos datos anormales le indican al médico que el bebé puede tener una obstrucción intestinal por lo que seguramente solicitará una nueva ecografía y un estudio más especializado: la amniocentesis (estudio cromosómico específico), que le ayudará no sólo a determinar el sexo del bebé sino a detectar si existe además un problema con los cromosomas.

Cuando el paciente nace se realiza el diagnóstico postnatal que dependerá del grado de atresia o estenosis que tenga el bebé.
El diagnóstico se realiza por la exploración física y observación del bebé junto con la radiografía que es típica, porque existen dos únicas burbujas de aire en la cavidad abdominal, que corresponden a estómago y duodeno (Figura 4 B y C)

 

Descripción: Macintosh HD:Users:carolinamillan:Desktop:Figura 5-2.jpg
Figura 4
 

 

2) Atresias de yeyuno-ileon

En la etapa prenatal generalmente no hay historia de polihidramnios porque mucho del líquido que tragaba el bebé, fue absorbido por la primera parte del intestino. Por lo tanto en este tipo de atresias el diagnóstico se realiza en los
primeros días de nacido cuando empieza a tener los síntomas (distensión abdominal, vómitos biliosos, rechazo al alimento, etc)
Si la obstrucción se presenta en la parte más lejana del yeyuno, entonces los síntomas tardarán más en aparecer y la distensión abdominal será más evidente que el vómito.

3) Atresias de colon

Son muy poco frecuentes y los síntomas suelen tardar algunos días en presentarse porque es la última porción del intestino.
El recién nacido suele comer los primeros días pero no hay deposiciones normales o sino son muy escasas, luego comienza con distención abdominal y vómitos.

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico?

El primer lugar es fundamental los síntomas, luego de un examen exhaustivo el estudio que el neonatólogo tiene que solicitar es una radiografía de abdomen, según los resultados se podrá sospechar que tipo de atresia tiene el recién nacido.
Otros estudios que deben realizarse son una ecografía del abomen y riñones, estudiar el corazón del bebé y solicitar estudios de sangre.
En el caso de las atresias de colon, el estudio por elección es un colon por enema que consiste en introducir un líquido por el ano del bebé para determinar el sitio de la atresia, lo más conveniente es hacerlo bajo anestesia general para evitar dolor o molestias al niño.
Las estenosis son difíciles de diagnosticar en el neonato y pueden tardar en manifestarse. La presentación clínica dependerá de la severidad del padecimiento y estos bebés tienen una historia de vómitos intermitentes y dificultad para desarrollarse y ganar peso.

 

Anomalías asociadas

La atresia intestinal se pueden asociar a otras malformaciones congénitas:

  • Genéticas, especialmente algún tipo de trisomías. La trisomía 21 se asocia a atresia duodenal (30% de los casos).
  • Enfermedades congénitas del corazón
  • Renales, frecuentes en las atresias de la parte baja del intestino.
  • Prematuridad, casi constante en las atresias complicadas.
  • Defectos de la pared abdominal como el onfalocele y la gastrosquisis pueden asociarse también a atresia intestinal.
  • La Fibrosis Quística, o la enfermedad de Hirschprung  son padecimientos hereditarios que pueden estar asociados con las atresias intestinales lo cual complica el manejo de éstas.

 

Tratamiento

Todas las atresias y las estenosis son de tratamiento quirúrgico en manos de cirujanos pediátricos especializados.
El primer y más importante paso es la estabilización del bebé, la colocación de un suero para que reciba el líquido necesario y una sonda por la boca que servirá para evitar los vómitos y reducirá las molestias; queda suspendida la alimentación por vía oral. Es necesario que se le haga una evaluación completa para que se descarte alguna otra anomalía que pueda estar presente.
Una vez que el bebé esté estabilizado se podrá ingresar al quirófano en forma programada.
Después de la cirugía, la nutrición se administrará a través de la vena hasta que el bebé esté listo para ser alimentado por vía oral. Esto significa que permanecerá hospitalizado varias semanas hasta que el movimiento del intestino se haya normalizado y aceptado la alimentación.

 

Pronóstico

El pronóstico suele ser muy favorable para las formas simples, pero depende de la cantidad y calidad de intestino remanente en las formas complejas. La mayoría de los pacientes permanecen asintomáticos durante toda la vida luego de la cirugía inicial, sin requerir nuevas intervenciones.

 

Preguntas frecuentes

¿Cuándo debo consultar al médico?

Debe consultar con tu pediatra de cabecera cuando note que tu bebé no se está alimentando bien o si rechaza el alimento, si está vomitando, si no está orinando o defecando o si el vómito es de color verde.

¿Es necesario un tratamiento durante el embarazo? 
Aún cuando no hay opciones de tratamiento durante el embarazo para un bebé con atresia intestinal, una planeación cuidadosa del parto y del tipo de cuidados que recibirá el bebé, pueden facilitar el tiempo que falta.

¿Hay algo especial a considerar para el nacimiento?

El tipo de parto: los bebés con atresia intestinal generalmente no necesitan nacer por cesárea. El ginecólogo seguramente planeará junto con usted este evento.
Lugar para el parto: un bebé con diagnóstico de atresia intestinal requerirá cirugía para tratar este problema y es probable que se quede hospitalizado varias semanas, por estas razones es que aconsejamos programar el nacimiento en un lugar con la complejidad adecuada.
Momento del parto: Adelantar el parto no va a mejorar el problema. Sin embargo, si hay un aumento de los niveles de líquido amniótico (polihidramnios), se eleva la posibilidad de un parto pretérmino. Si surgen complicaciones, es probable que el obstetra decida adelantar la fecha.

¿Qué pasará en el momento del parto?

En la mayoría de los casos, el bebé con atresia nacerá sin problemas inmediatos. Más tarde, se le trasladará a la unidad de cuidados intensivos. Los neonatólogos (médicos especializados en bebés de alto riesgo), revisarán cuidadosamente al bebé e iniciarán de inmediato el tratamiento. En la mayoría de los casos, usted y su familia tendrán oportunidad de ver y abrazar al bebé.

Ectopía testicular

A qué llamamos testículo no descendido?

Los testículos son órganos reproductivos, que en la vida fetal descienden desde el abdomen hasta el escroto, a través el canal inguinal. Llamamos testículos no descendidos a aquellos que no logran bajar al escroto antes de nacer.
Se los clasifica en dos grandes grupos, lo que determinará su manejo posterior:

Testículos palpables
Son aquellos testículos que abandonan el camino normal hacia el escroto, para situarse de forma ectópica en el canal inguinal, alto pre-escrotal, perineal, femoral o púbico. Pueden ser palpados en el examen físico.



Testículos no palpables o abdominales:
Son aquellos testículos que no pueden ser hallados en un examen físico habitual. Se considera entonces, que estamos ante la ausencia del testículo o que éste se encuentra en el interior de la cavidad abdominal.

 

¿Qué es un testículo en ascensor?

Son testículos que si bien descendieron normal- mente, se palpan en la bolsa escrotal, pero tienen tendencia a ascender espontáneamente al canal inguinal y si esta situación persiste en el tiempo puede requerir tratamiento.

 

¿Cuál es el tratamiento quirúrgico?

El tratamiento quirúrgico es la orquidopexia, que es la fijación del testículo en la bolsa escrotal.

Los testículos palpables se operan por vía inguinal o escrotal.

En el caso de los testículos no palpables o abdominales, es necesario verificar que el testículo esté presente en la cavidad abdominal y el abordaje es laparoscópico. Si no se encuentra el testículo, se debe realizar la orquidopexia contralateral.

Son testículos que si bien descendieron normal- mente, se palpan en la bolsa escrotal, pero tienen tendencia a ascender espontáneamente al canal inguinal y si esta situación persiste en el tiempo puede requerir tratamiento.

 

¿Cuál es el tratamiento quirúrgico?

El tratamiento quirúrgico es la orquidopexia, que es la fijación del testículo en la bolsa escrotal.

Los testículos palpables se operan por vía inguinal o escrotal.

En el caso de los testículos no palpables o abdominales, es necesario verificar que el testículo esté presente en la cavidad abdominal y el abordaje es laparoscópico. Si no se encuentra el testículo, se debe realizar la orquidopexia contralateral.

 

Técnica de Fowler-Stephens

Cuando el testículo es no palpable o abdominal, no es posible su descenso en un tiempo, entonces se realiza la técnica de Fowler Stephen (abordaje laparoscópico), que consta de dos tiempos quirúrgicos. En el primer tiempo, se secciona un sistema vascular. Luego de seis meses, en el segundo tiempo volvemos a intervenir en forma laparoscópica y se realiza la orquidopexia.

 

Tratamiento hormonal

El uso de hormona (gonadotrofina coriónica humana) puede utilizarse en el tratamiento del testículo en ascensor o excepcionalmente del testículo no descendido para ayudar en el descenso testicular.

Enfermedad de hirschprung

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Enterocolitis necrotizante

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Esferocitosis

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Fimosis

¿Qué es la fimosis?

Un niño tiene fimosis cuando el prepucio no se desliza lo suficiente para permitir ver el glande.
Todos los bebés varones tienen fimosis al nacer. A lo largo del primer año, el prepucio se hace más elástico y se puede deslizar hasta dejar visible el glande.

 

¿Por qué se produce la fimosis en bebés y niños?

La fimosis es un proceso normal en el desarrollo de los genitales externos del varón durante sus primeros años de vida.
Hay que recordar que el 90% de las fimosis se solucionan espontáneamente antes de los 3 años de edad.

 

¿Qué tenemos que hacer cuando el bebé presenta fimosis?

Nada. La mayoría de las veces, el prepucio se despega del glande y su orificio se dilata.
Las maniobras de frotamiento, retracción del prepucio o dilatación del orificio, pueden producir fisuras en la piel y cicatrices.
Si pasados los 3 años, el prepucio sigue cerrado, es el momento de consultar con un cirujano.

 

¿Se puede complicar la fimosis de bebés y niños?

Algunos niños con fimosis pueden tener infecciones en la piel del pene (prepucio).
Se llaman "balanopostitis" y se manifiestan con enrojecimiento, dolor e inflamación del prepucio, además el niño se queja y puede salir un poco de secreción blanquecina o purulenta.
En algún caso excepcional, el orificio del prepucio es tan estrecho que dificulta la salida de la orina y origina infecciones de las vías urinarias.

 

¿Cómo y cuándo se tiene que tratar la fimosis?

Después que el niño deja los pañales se comienza con un tratamiento con crema de corticoides que será aplicada según la indicación médica.
Este tratamiento resuelve la mayoría de las fimosis y deberá ser supervisado por el pediatra o cirujano. Si una vez finalizado, no hemos conseguido deslizar el prepucio, deberemos proceder al tratamiento quirúrgico. Este, por lo general, no se indicará antes de los 3-4 años de edad.
No olvidar, que todo niño que presente fimosis debe tener resuelto su problema del prepucio y ser capaz de higienizarse el glande, antes del comienzo de la pubertad.



¿Qué son las adherencias balanopre-puciales? ¿Se deben operar?

Las adherencias se producen cuando la piel interna del prepucio se adhiere al glande.
Esto puede provocar la formación de unos quistes blancos (pseudoquistes de smegma) que impiden una retracción total del prepucio, pero no debido a una estrechez real, es una condición fisiológica transitoria y no requiere de un tratamiento específico.

 

¿Qué es la circuncisión?

Es el procedimiento quirúrgico de cortar el prepucio dejando al descubierto el glande.
En algunas culturas y países se practica la circuncisión de forma rutinaria a todos los bebés. El motivo es de tipo cultural, religioso o higiénico.

 

¿Cúales son las indicaciones para operar a un niño de fimosis?

• Episodios de balanopostitis a repetición o balanitis xerocítica obliterante.

• Infecciones urinarias sin otra causa médica.

• Parafimosis a repetición. Al deslizar el prepucio, el anillo estrecho se traba en el glande y no puede volver a su lugar porque se genera un efecto tipo torniquete.

• Un orificio prepucial diminuto (Fimosis puntiforme) que obstaculiza la libre emisión de la orina.

• Edad mayor a 3-4 años que no respondió al tratamiento con cremas de corticoides.



Fistula branquial

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Fistula perianal

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Frenillo lingual corto

¿Qué es el frenillo lingual corto?

El denominado frenillo lingual es un pliegue de membrana mucosa que une la parte libre de la lengua con la superficie inferior de la boca, justo detrás de los dientes inferiores. Muchos niños al nacer presentan un frenillo demasiado corto que les impide mover de forma adecuada la lengua, pudiendo afectar la alimentación en las primeras etapas y luego perjudicar el desarrollo adecuado del lenguaje por una mala pronunciación de las palabras. Cuando este pliegue mucoso no crece lo suficiente o aparece muy cerca de la punta de la lengua, se dice que el niño presenta un frenillo corto o anquiloglosia (Figura 1)

Figura 1

Frenillo del labio superior: el frenillo del labio superior es un pliegue de tejido fibroso que se proyecta desde el labio superior hasta la encía del maxilar superior.

¿Qué debo tener en cuenta?

Luego del año de vida el niño tiene que tener la capacidad de poder sacar la lengua voluntaria o involuntariamente por afuera de la línea de los dientes o más allá de las encías. Una prueba muy fácil es pedirle al niño que nos saque la lengua, si se esta sale por afuera de esa línea el frenillo tiene un tamaño normal. NO todo niño con frenillo lingual corto requiere de tratamiento quirúrgico, si este no produce trastornos en el lenguaje o en la alimentación es probable que no sea necesaria la cirugía.
En caso de indicación quirúrgica se esperará una edad superior a los 6 meses de vida o mejor aun luego de los 2 a 3 años de vida.

 

¿Cuándo se plantea una cirugía por frenillo lingual corto?

1. Trastornos del habla para la articulación de la palabra en aquellos niños que hayan sido evaluados por un profesional foniatra (fonoaudiologo)
3. Incapacidad marcada para tocar un instrumento de viento.
4. Recién nacidos y lactantes con serios inconvenientes para alimentarse y succionar.

 

Frenillo y lenguaje

Se requiere de una evaluación muy minuciosa, ya que la gran mayoría de las dificultades para pronunciar ciertos sonidos no se deben al frenillo, sino a otros problemas. Vale la pena considerar que la intervención quirúrgica es necesaria solo en muy pocas ocasiones y que el niño no debe ser sometido a una cirugía sin la opinión por parte de un foníatra o especialista en lenguaje.
Los niños que nacen con frenillo corto pueden ver limitada su capacidad para hablar debido al reducido movimiento de la lengua dentro de la boca. Los sonidos que se producen gracias a su contacto con el paladar, como las consonantes 'n', 's', 'z', 'l', 't' y 'd', resultan más complicados para ellos, sobre todo la pronunciación de la 'r'. La mayoría los niños con este problema suelen adaptarse y su desarrollo del habla llega a ser aceptable.

 

Tratamiento

Por le general, la anomalía del frenillo que afecta al lenguaje se trata a partir de los 2 años, cuando los bebés comienzan a hablar de manera más fluída. Es importante que si se detectan problemas de pronunciación en el niño, se acuda a un foniatra para que valore el mejor tratamiento y para que se descarte complicaciones de tipo neurológicas o psicológicas que afecten al habla.
El frenillo lingual corto puede solucionarse con un tratamiento de conservación si la reducción del pliegue membranoso es leve o cerca del límite normal. En casos más avanzados, cuando la lengua no puede salir por delante de los incisivos, lo recomendable es someter al pequeño a una intervención quirúrgica llamada frenotomía, en el que se alarga el tejido.
Debido a la corta edad y al posible sangrado quirúrgico, se recomienda realizar la corrección quirúrgica bajo anestesia general. La posibilidad de recurrencia y la necesidad de realizar más procedimientos son menores cuando la intervención se realiza bajo anestesia general.
Debido al riesgo de cicatrización posoperatoria que limite la movilidad lingual y exija reoperación, es necesario realizar tratamiento foniátrico pre- y poscirugía. La cirugía puede no solucionar de inmediato los problemas de lactancia. La mayoría de las madres notan una mejoría al instante; en otros casos, puede ser necesario realizar ejercicios de fisioterapia de succión y tener paciencia hasta que el niño aprenda a mamar moviendo de manera correcta la lengua. Si hay alteraciones en la articulación de las palabras, el foniatra es fundamental para modificar el habla. Antiguamente se realizaba en el consultorio del médico pero esta práctica se dejo totalmente en desuso por considerarse traumática y riesgosa para el pequeño.
Con respecto al frenillo labial superior, en general, cuando brotan los caninos permanentes, la separación entre los incisivos tiende a corregirse, por lo que no se corrige quirúrgicamente hasta la adolescencia temprana, cuando ya han emergido los caninos superiores definitivos.
La exploración de la cavidad oral debe ser sistemática en la revisión de los neonatos, lactantes y niños, y centrarse en la presencia de la anquiloglosia, para no pasar por alto su detección. Los médicos deben prestar atención a la preocupación de los padres acerca de esta condición y brindar asesoramiento para la intervención cuando esté clínicamente indicada, informando sobre los potenciales beneficios de la cirugía.
En la siguiente foto podemos observar el resultado de la cirugía, en un bebé de 6 meses con problemas para su normal alimentación (Figura 2)

 


 Figura 2

Gastrosquisis

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Hernia Diafragmática

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Hernia Hiatal

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Hernia inguinal

¿Qué es una hernia inguinal?

La hernia inguinal se presenta como un bultito blando, que aparece en la ingle (al costado de los genitales). Puede ocurrir en un lado o en ambos y se nota sobre todo cuando el niño hace algún esfuerzo (puja, llora o tose), desapareciendo durante el reposo.
Antes de nacer existe una comunicación de la cavidad abdominal con la ingle, por la que descienden los testículos en el varón o los ligamentos uterinos en la mujer, que se cierra definitivamente en el último trimestre de gestación. Si este conducto no se cierra cuando es debido, en algunas ocasiones a través del mismo, puede pasar el intestino, en los niños y en las niñas pude protruir el ovario, decimos entonces que existe una hernia inguinal. La hernia inguinal no causa dolor, ni ninguna otra molestia, siempre y cuando no se haya complicado. La complicación se produce si se atasca, es decir, el bultito no desaparece con el reposo.



¿Cuál es el tratamiento para la hernia inguinal y los cuidados post quirúrgicos?

Cuando estamos ante la presencia de una hernia inguinal debemos tratarla quirúrgicamente, con el objeto de evitar complicaciones como el atascamiento. Se trata de un procedimiento programado que se realiza de forma ambulatoria.
La cicatriz es muy pequeña y la recuperación es muy rápida e indolora. Los niños regresan a sus casas caminando, y en pocas horas, podrá deambular, subir escaleras, etc.
Como la herida será infiltrada con un anestésico local durante la cirugía, no habrá dolor por unas horas. Si lo tuviere, se puede controlar con Ibuprofeno ó similar. Se podrá bañar a partir del día siguiente de la cirugía en forma ligera (ducha).
El niño podrá concurrir a la escuela 48 hs. después de haberse operado, pero no podrá realizar ejercicios físicos en la escuela ó andar en bicicleta, etc. hasta nuevo control. Una semana después de la cirugía.

 

¿Qué pasa cuando una hernia inguinal se atasca ó estrangula?

Algunos niños con hernia pueden debutar con un dolor inguinal agudo, seguido de vómitos y ausencia de eliminación de gases. La ingle suele estar dura, y colorada. Estos signos hablan fuertemente de estrangulación o atascamiento. Si esto ocurre, recomendamos consultar de inmediato a su pediatra o concurrir a una guardia pediátrica. Afortunadamente esto no es muy común.

 

¿Cuál es la diferencia de hernia inguinal e hidrocele?

El hidrocele se forma hacia el octavo mes intrauterino, período en el cual el testículo baja del abdomen y se ubica dentro del escroto. Es precisamente en ése momento que el líquido que normalmente existe en el abdomen puede acompañar al testículo y ubicarse en los escrotos. Generalmente el conducto entre el abdomen y el escroto se cierra y el líquido queda atrapado (hidrocele no comunicante). En algunos casos el trayecto entre el abdomen y el escroto no se cierra y entonces fluye el líquido entre la cavidad abdominal y el escroto (hidrocele comunicante).
El síntoma clásico es el aumento de tamaño del escroto del bebé. Se presenta azulado, brillante y tiene una consistencia blanda. No es doloroso. En el caso del hidrocele comunicante, puede aumentar de tamaño cuando el bebé llora o hace fuerza para evacuar los intestinos. Por lo general no necesitan tratamiento ya que se curan solos en el primer año de vida del bebé. Pero si el hidrocele no ha desaparecido después de los 18 meses de edad, puede ser necesaria una pequeña intervención quirúrgica para solucionar el problema.

 

Ventajas de la cirugía laparoscópica

La video cirugía es una herramienta dignóstica y terapéutica. En estudios recientes se ha descubierto que el 40% de los pacientes con hernia inguinal poseen hernias contralaterales asintomáticas.
Por eso, el Grupo de Cirugía Pediátrica ofrece este servicio cuando:

• El paciente presenta hernia inguinal unilateral, ya que los conductos inguinales están comunicados al abdomen, de modo que antes de cerrar el conducto inguinal de un lado es posible visualizar por medio de una pequeña cámara el otro lado, y cerrar ambos conductos en la misma cirugía.
• El paciente presenta hernia umbilical, antes de corregirla se observa de forma laparoscópica si existe alguna hernia inguinal y se corrigen en el mismo acto quirúrgico.

Gracias a la cirugía laparoscópica podemos solucionar varios problemas de una vez, sometiendo al niño a un solo procedimiento anestésico.



¿Qué es una hernia umbilical?

Una hernia es una abultamiento que sobresale por los músculos abdominales en el área del ombligo de su niño. La hernia puede contener fluido, tejido del abdomen o parte del intestino (Figura 1)

Descripción: TOSHIBA:DSCF0019.JPG 
Figura 1

 

¿Qué causa una hernia umbilical?

Todos los niños nacen con un pequeño hueco en la pared abdominal para el cordón umbilical, la parte exterior del hueco sana para formar el ombligo de y la parte interior según el niño crece. Cuando el orificio interno no se cierra completamente o los músculos alrededor del hueco son muy débiles, se produce la hernia umbilical.  Las hernias umbilicales ocurren más frecuentemente en niños que han nacido prematuramente o tuvieron un peso bajo al nacer.

 

¿Cuáles son los signos y síntomas de una hernia umbilical en niños?

Las hernias umbilicales usualmente no causan ningún dolor. Su niño puede que tenga lo siguiente:

  1. Un abultamiento o inflamación en el área de su ombligo, que se la puede palpar al presionar suavemente sobre el ombligo

    Descripción: TOSHIBA:DSCF0015.JPG 
    Figura 2


  2. La protuberancia puede hacerse mas grande cuando su niño llora, tose, se esfuerza para ir al baño o se sienta

    Descripción: TOSHIBA:DSCF0012.JPG 
    Figura 3



    y al contrario puede ser que la hernia umbilical disminuya de tamaño o desaparezca cuando su niño está relajado

    Descripción: TOSHIBA:Hernia Umbilical Atascada.jpg
    Figura 4

 

¿Cómo se diagnostica una hernia umbilical en niños?

Es usual que su pediatra encuentre la hernia de su niño durante un examen físico y en algunas oportunidades puede solicitar una ecografía para certificar el diagnóstico.
Lo aconsejable en este momento es la derivación al cirujano pediatra para su seguimiento.

 

¿Cómo se trata una hernia umbilical en niños?

Muchas hernias umbilicales en niños se cierran por su propia cuenta antes de los tres años, si la hernia de su niño no cierra por sí sola es necesario una  cirugía programada para repararla (Figura 5) . Si la hernia es muy grande, su niño puede necesitar cirugía en una edad más temprana.


Figura 5

 

¿Cuándo debo comunicarme con el pediatra de mi niño?

La hernia umbilical en pediatría se complica muy poco frecuentemente (atascamiento) pero le indicaremos algunos signos de alarma para tener en cuenta :

  1. Su niño llora más de lo normal o aparenta tener dolor en la zona.
  2. Su niño está vomitando acompañado de dolor y el bulto no se introduce en el abdomen sino que persiste afuera.
  3. Usted no puede cuidadosamente empujar la hernia de su niño en su abdomen.
  4. Su niño tiene dificultad en hacer evacuaciones intestinales (sumado a los otros síntomas)
  5. El abdomen de su niño aparenta estar engrandecido, más redondo o más lleno de lo normal.

 

Comentario: existe otra protuberancia que se encuentra por encima del ombligo que se llama hernia supraumbilical, es otro tipo de hernia que se diagnostica de la misma manera, el tratamiento es quirúrgico después de los 6 meses en forma programada (Figura 6)

Descripción: TOSHIBA:Hernia supraumbilical1.jpg
Figura 6

Hidrocele

¿Qué es una hernia inguinal?

La hernia inguinal se presenta como un bultito blando, que aparece en la ingle (al costado de los genitales). Puede ocurrir en un lado o en ambos y se nota sobre todo cuando el niño hace algún esfuerzo (puja, llora o tose), desapareciendo durante el reposo.
Antes de nacer existe una comunicación de la cavidad abdominal con la ingle, por la que descienden los testículos en el varón o los ligamentos uterinos en la mujer, que se cierra definitivamente en el último trimestre de gestación. Si este conducto no se cierra cuando es debido, en algunas ocasiones a través del mismo, puede pasar el intestino, en los niños y en las niñas pude protruir el ovario, decimos entonces que existe una hernia inguinal. La hernia inguinal no causa dolor, ni ninguna otra molestia, siempre y cuando no se haya complicado. La complicación se produce si se atasca, es decir, el bultito no desaparece con el reposo.



¿Cuál es el tratamiento para la hernia inguinal y los cuidados post quirúrgicos?

Cuando estamos ante la presencia de una hernia inguinal debemos tratarla quirúrgicamente, con el objeto de evitar complicaciones como el atascamiento. Se trata de un procedimiento programado que se realiza de forma ambulatoria.
La cicatriz es muy pequeña y la recuperación es muy rápida e indolora. Los niños regresan a sus casas caminando, y en pocas horas, podrá deambular, subir escaleras, etc.
Como la herida será infiltrada con un anestésico local durante la cirugía, no habrá dolor por unas horas. Si lo tuviere, se puede controlar con Ibuprofeno ó similar. Se podrá bañar a partir del día siguiente de la cirugía en forma ligera (ducha).
El niño podrá concurrir a la escuela 48 hs. después de haberse operado, pero no podrá realizar ejercicios físicos en la escuela ó andar en bicicleta, etc. hasta nuevo control. Una semana después de la cirugía.

 

¿Qué pasa cuando una hernia inguinal se atasca ó estrangula?

Algunos niños con hernia pueden debutar con un dolor inguinal agudo, seguido de vómitos y ausencia de eliminación de gases. La ingle suele estar dura, y colorada. Estos signos hablan fuertemente de estrangulación o atascamiento. Si esto ocurre, recomendamos consultar de inmediato a su pediatra o concurrir a una guardia pediátrica. Afortunadamente esto no es muy común.

 

¿Cuál es la diferencia de hernia inguinal e hidrocele?

El hidrocele se forma hacia el octavo mes intrauterino, período en el cual el testículo baja del abdomen y se ubica dentro del escroto. Es precisamente en ése momento que el líquido que normalmente existe en el abdomen puede acompañar al testículo y ubicarse en los escrotos. Generalmente el conducto entre el abdomen y el escroto se cierra y el líquido queda atrapado (hidrocele no comunicante). En algunos casos el trayecto entre el abdomen y el escroto no se cierra y entonces fluye el líquido entre la cavidad abdominal y el escroto (hidrocele comunicante).
El síntoma clásico es el aumento de tamaño del escroto del bebé. Se presenta azulado, brillante y tiene una consistencia blanda. No es doloroso. En el caso del hidrocele comunicante, puede aumentar de tamaño cuando el bebé llora o hace fuerza para evacuar los intestinos. Por lo general no necesitan tratamiento ya que se curan solos en el primer año de vida del bebé. Pero si el hidrocele no ha desaparecido después de los 18 meses de edad, puede ser necesaria una pequeña intervención quirúrgica para solucionar el problema.

 

Ventajas de la cirugía laparoscópica

La video cirugía es una herramienta dignóstica y terapéutica. En estudios recientes se ha descubierto que el 40% de los pacientes con hernia inguinal poseen hernias contralaterales asintomáticas.
Por eso, el Grupo de Cirugía Pediátrica ofrece este servicio cuando:

• El paciente presenta hernia inguinal unilateral, ya que los conductos inguinales están comunicados al abdomen, de modo que antes de cerrar el conducto inguinal de un lado es posible visualizar por medio de una pequeña cámara el otro lado, y cerrar ambos conductos en la misma cirugía.
• El paciente presenta hernia umbilical, antes de corregirla se observa de forma laparoscópica si existe alguna hernia inguinal y se corrigen en el mismo acto quirúrgico.

Gracias a la cirugía laparoscópica podemos solucionar varios problemas de una vez, sometiendo al niño a un solo procedimiento anestésico.



Invaginacion intestinal

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Linfangiomas

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Litiasis vesicular

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Malformaciones anorectales

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Neumonias complicadas

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Nevus

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Onfalocele

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Pectus carinatum

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Pectus excavatum

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Quiste de cola de ceja

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Quiste de cordón

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Quiste dermosacrocoxigeo

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Quistes tirogloso

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Reflujo gastroesofagico

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Sindrome pilórico

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Tumores / quistes de ovarios

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Varicocele

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Asimetrias Faciales

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

HEMANGIOMAS

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

Malformaciones Faciales

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.

PATOLOGIA CONGENITA(CABEZA/CUELLO)

Si te interesa saber sobre esta patología podés consultar aqui.